Maní forrajero.

El maní forrajero, maní ornamental, o también científicamente conocido como Arachis Pintoi, es una planta leguminosa de origen Suramericano. Es de clase perenne, su propagación es por medio de abundantes producciones de estolones, además de tener la capacidad de crear a partir de sus nudos, plantas nuevas, por lo tanto tiene la facilidad de cubrir un terreno rápidamente.

Esta planta tiene un nivel de adaptación elevado, sobre todo en distintas circunstancias naturales o ambientales, puede llegar a tolerar el encharcamiento, extensas sequías, es decir que su crecimiento es mayor si la planta está expuesta al sol o a la sombra.

Su cultivo se puede realizar en suelos con medios o altos niveles de fertilidad, ya que se puede acoplar de manera perfecta en tierras infértiles con un pH de aproximadamente 4.5 a 7.2. Asimismo, el crecimiento de esta planta se optimiza si se cultiva 1.800 msnm desde el nivel del mar, a terrenos lluviosos entre 2000 y 3500 mm al año.

A diferencia de la planta de cacahuate, el maní forrajero se le conoce actualmente como una maleza, ya que las posibilidades de deshacernos de esta planta son escasas. Las semillas que deja pueden ser encontradas hasta 30 cm de profundidad, debido a que su técnica de propagación mediante estolones y semillas ayuda a su propagación rápida.

Si se llegase a cultivar esta planta de maní ornamental, se recomendaría hacerlo en maceteros o sitios reducidos, ya que estas plantas son sumamente invasoras, por lo tanto se debe evitar su fuga.

¿Cómo se cultiva el maní forrajero?

Para empezar a cultivar esta planta ornamental, se debe utilizar una semilla botánica sexual o asexual, se debe de tener entre 11 a 30 kilos para ser utilizadas por hectáreas, en una profundidad de entre 3 a 5 cm. Sin embargo, las plantas que se cultivan por medio de una semilla botánica sexual producen más rápida sus raíces.

En cambio, a la hora de utilizar un material de origen  vegetativo se requiere un aproximado de 500 a 600 kg de semilla para cada hectárea (solo aplica en siembras de mayor escala). Por consecuencia de cultivar en cultivos que tengan dimensiones de aproximadamente 300m2, se logra conseguir un material vegetativo capaz de abarcar una hectárea.

Otra manera de sembrar la planta de maní forrajero seria cortando los estolones de manera apical, mediante tallos que midan entre 15 a 20 cm de ancho. Seguido de formar pequeños grupos de 500 tallos, amarrándolos y sumergiéndolos en agua mezclada con hormono que ayudaría a acelerar el proceso de desarrollo de sus raíces.

¿Cómo debo de cuidar la planta de maní forrajero recién cultivada?

Aunque esta planta no requiera de ser diariamente cuidada, siempre se debe estar prevenido para cualquier de estas amenazas que posee.

Malas Hierbas.

Las malas hierbas son las amenazas más comunes en cuanto a plantas en general, podemos asegurar nuestro cultivo descartando todo lo que crece alrededor de ella. Probablemente se puede estar obligado a desyerbar aún más de lo deseado.

Riego.

Debido a que la planta de maní forrajero puede soportar pequeñas fases de inundaciones y la posibilidad de estar hasta 3 meses sin regar, no requiere de un riego continuo, con que pueda ser regada una vez a la semana está bien.

Fertilizantes.

En consecuencia de que esta planta produce su propio alimento necesario, no es necesario la utilización de fertilizantes para ayudar a su crecimiento.

No obstante, puede ser posible la fertilización mediante fertilizantes del genero Brachiaria, para el uso de este se sugiere emplear un aproximado de entre 25 o 30 kg de potasio, 20 a 25 kg de fosforo, entre 10 a 15 kg de azufre y por ultimo de magnesio entre 10 a 20 kg, todo esto por se emplea por hectáreas.

El fosforo es sumamente fundamental en la aplicación del fertilizante, así como los anteriores nutrientes ya nombrados. Este proceso puede ser empleado en un periodo de 35 o 50 días después del proceso de cultivo.

Iluminación.

Para que las flores y hojas de la planta de maní forrajero mantengan su color tan singular, exigen un área que el sol en abundancia este presente para mejorar su crecimiento. Sin embargo, la planta puede aguantar sombra, pero no por mucho tiempo.

¿Qué usos tiene la planta de maní forrajero?

Los usos que pueden llegar a tener esta planta son diversos, ya sea para la ganadería o para tener un jardín visiblemente agradable y deslumbrante.

El principal uso que tiene la planta de maní forrajero es como alimento para ganado bovino, ya que posee altos contenidos de proteínas. Además de ser empleado como un mejorador alimenticio actualmente de la gallina india basada mayormente en el maíz, así como en las frutas o en los desperdicios agrícolas. Este radica en utilizar el maní tanto en cortes o en pastoreo.

mani-forrajero-ganado-bovino
Maní forrajero usado para la ganadería.

Del mismo modo que el maní forrajero se usa en la ganadería, puede ser empleado también en los jardines. Se utiliza como una opción para sustituir la grama, se debe plantar en áreas que a la podadora le sea complicado pasar. Además de ser una planta ideal para jardines costeros, ya que es muy resistente al salitre.

Además ésta planta puede llegar a aguantar ciertos niveles de tráfico constante, aunque debemos de tener en cuenta el cultivarla en una zona que se le pueda agregar caminos de piedras o de lajas. Por supuesto, al realizar esto mejoraríamos el caminar no dañando la planta.

En el estado de Florida-Estados Unidos, también es utilizada al lado de las calles, sembrándolo a un costado de las aceras. También en hoteles que posean arboles de palmera, las cultivan debajo de ellas para hacerlas más apreciables.

¿Qué beneficios trae el cultivo de la planta de maní forrajero?

Antes de cultivar esta planta ornamental, debemos de tener en cuenta la variedad de beneficios que nos brinda. Algunos de esos beneficios son:

  • Al momento de optar por suplantar la grama con la planta de maní forrajero, cabe destacar que esta planta ornamental usa menos agua.
  • Ayuda a proteger la tierra donde está sembrada mejorando la fertilidad y respaldarla de una posible erosión.
  • Rescatador de suelos que se encuentra en estado de degradación mejorándolos para el uso en la ganadería. Además de aumentar los ingresos de producción ya que los costos se disminuyen
  • Debido al nitrógeno que aporta el mismo maní, el uso de fertilizantes para la planta nos será inútil.
  • Además de ser un exquisito alimento nutritivo para el ganado, por ejemplo las vacas, las aves de corral y los caballos.
  • En consecuencia de que la planta de maní forrajero no produce algún néctar, es casi imposible la presencia de insectos o plagas.
  • Por supuesto que el cultivo en extensos o pequeños terrenos no resultaría problema alguno, ya que la planta de maní forrajero llega hasta cierta altura. Por lo tanto no necesitaría ser podada.