Que es, beneficios y cuales son las consecuencias del maní.

El maní o también conocido como cacahuate, es la leguminosa más reconocida a nivel mundial por sus distinguidas características de producir un fruto seco debajo de la tierra. Su nombre científico se conoce como ArachisHypogea.

El maní posee un sabor fuerte e inigualable, es el fruto seco más consumido a nivel mundial. Sus valores alimenticios contiene altos valores grasas no dañinas, es rico en antioxidantes, fibra y contiene Vitamina E.

Además, el consumo del cacahuate tiene importantes beneficios para nuestra salud, ya que nos ayuda a prevenir enfermedades cardiacas, reduce el colesterol negativo de nuestro organismo y a su vez, aumentando el colesterol bueno.

También se puede decir que el maní es el fruto seco mayormente recomendados por nutricionistas ya que ayuda a bajar de peso, debido a que nos proporciona alta dosis de energía y nos cesa la ansiedad. Por lo tanto ayuda a que el ser humano coma menos alimentos dañinos para la salud.

Propiedades del maní.

La semilla del maní es apreciada en la gastronomía a nivel mundial, ya que las propiedades que posee son únicas y nos benefician de muchas formas y de cualquier manera.

Asimismo, el maní es una fuente de proteínas. Sus frutos secos aportan vitamina B3, también más ácido fólico y más calorías (571).

Por lo tanto, al contener en su mayoría grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas nos ayuda a equilibrar nuestro colesterol.

El cacahuate además contiene fibra y cantidades muy considerables de minerales, como cinc, fósforo, magnesio y hierro en su mayoría a lo que corresponde.

La aportación de vitamina que contiene el maní es considerable con respecto a la Vitamina E. Claro que, hay que tener en cuenta que el cacahuate es especialmente rico en Vitamina B, cuando se consume mayormente crudo.

No obstante, el maní es considerado tener un puesto en ser uno de los primero en la lista de los alimentos con más reacciones alérgicas producidas en las personas.

Sin embargo, los frutos secos del cacahuate son recomendados para una dieta sana y balanceada.

El origen del maní.

Su origen nos lleva a épocas antiguas en las regiones tropicales de Sudamérica, de aproximadamente unos ocho mil años de antigüedad. Esto nos podría decir, que la planta de maní es prehistórica.

Un arqueólogo estadounidense llamado Tom Dillehay, logro un descubrimiento impresionante, encontrando los restos de cascara de maní de hace más de 7800 años en el distrito de Paiján situado en Perú, que en efecto resulto ser el cultivo más antiguo encontrado de la planta de cacahuate.

Desde su descubrimiento, el maní tiene la producción más alta de frutos secos en todo el mundo. Actualmente, los productores que están al principio de la lista son India y China, que luego les seguiría Estados Unidos.

¿Qué beneficios puedo tener al consumirlo?

Debido a las altas propiedades de proteína vegetal que contiene el maní, este fruto seco tiene importantes beneficios para nuestra salud. Es el mejor aliado que el ser humano pueda tener a la hora de llevar una vida sana y saludable.

  • Previene las enfermedades cardíacas.

A la hora de buscar alimentos que nos puedan ayudar con mantener nuestro corazón saludable. El maní es una de nuestras mejores opciones, sobre todo por su alto porcentaje en ácidos grasos monoinsaturados.

También, el maní es nuestra mejor opción para evitar las enfermedades del corazón, debido que al consumir este fruto seco nos ayuda a fortificar los músculos del corazón y a tratar el colesterol alto. Amentando así nuestra calidad de vida.

  • Optimiza el estado de ánimo y el sueño.

A diferencia de otras legumbres, el cacahuate contiene una gran cantidad considerable de triptófano, un elemento monoácido fundamental que es utilizada para la producción de serotonina en nuestro cerebro.

Además de ser un esencial transmisor el cual es responsable de estabilizar los estados de ánimos y ayudar a conciliar el sueño.

  • Ayuda a mujeres embarazadas.

El cacahuate, contiene altos niveles de ácido fólico que beneficia a las mujeres embarazadas debido a que es un nutriente clave para el buen desarrollo de nuevas células en el cuerpo.  Por lo tanto, evitaría los defectos y malformaciones congénitas durante estos periodos de desarrollo.

  • Beneficio significativo para el cuidado de la piel.

Al tener altos contenidos de vitamina E, el cacahuate es un alimento que ayuda con la protección de las capas de la piel, protege las células de la luz ultravioleta, la contaminación ambiental y la mantiene despejada de otros elementos que producen radicales libres.

Además evita el envejecimiento prematuro de la piel, hidratándola y suavizándola.

  • Ingrediente primordial en la medicina china.

En la medicina tradicional china, conocen muy bien las propiedades benéficas del maní, mientras tanto que en la occidental solo son considerados los componentes químicos del maní.

Resulta que, el sabor dulce o por su elemento tierra, tiene la capacidad de lubricar el intestino. En la medicina tradicional china se dice que posee 5 elementos, las cuales equilibran y armonizan las funcionalidades del estómago. Afectando así la regularización de los pulmones y el páncreas. 

A parte de que en la medicina de dicho país, la cascara del maní es utilizada para crear infusiones que ayudan bajar la presión arterial.

  • Recomendado para personas con diabetes.

Para las personas que padecen de esta enfermedad, se le es recomendado el consumo natural de este alimento. Gracias a que sus niveles de gluten son bastante bajos.

  • Alimento combatiente del cáncer.

Según estudios realizados sobre el maní, el consumo natural de este alimento puede reducir hasta 3 veces el padecimiento de cáncer de mama, aparte de disminuir el crecimiento de las células cancerígenas.

  • Fuerte combatiente contra la obesidad.

El consumo controlado de este alimento puede ayudar a bajar de peso, ya que cesa la ansiedad compulsiva de ingerir otras calorías durante el día.

Por otro lado, el maní es también un alimento esencial para la dieta en los deportistas con respecto al beneficio energético de este. Resulta que, su alto contenido de nutrientes y minerales ayuda a producir cantidades de energía en nuestro organismo.

También cabe destacar su contenido de niveles altos en minerales y proteínas que son necesarios para el crecimiento sano de las personas.

  • Fortifica nuestros huesos y órganos.

El maní tiene un extenso contenido de varios minerales como el fosforo, magnesio y el calcio. Estos elementos son esenciales para todo el organismo y ayuda a mejorar toda la estructura ósea de nuestro cuerpo.

  • Estimulante para la salud cognitiva.

También posee la capacidad de reparar, mantener y activar nuestro sistema nervioso central y periférico. Esto se debe que es un alimento rico en vitamina B. Por lo tanto, el maní es sumamente importante para las personas que realicen trabajos que impliquen mayor concentración.

Además de que promueve nuestra concentración mental y el control de movimiento, evitando así la pérdida de memoria a corto y largo plazo.    

  • Mejora el sistema inmunológico.

El maní posee antioxidantes que, juntos con los ácidos grasos, fortalecen el sistema inmunológico de nuestro cuerpo. Además de mejorar todas las defensas evitando posibles enfermedades virales acelerando los procesos de sanación.

Factores adversos del consumo del maní.

Aunque el cacahuate se trate de un alimento con bastantes beneficios, también tiene su contraparte negativa que se puede apreciar al consumo excesivo de este alimento o al ingerirlo de forma inadecuada.

  • Reacciones alérgicas.

Encabezando la lista como una de las alergias más comunes en las personas. La alergia por el maní puede afectar exageradamente nuestro sistema inmunológico.

Por lo tanto, antes de consumir este alimento debemos estar seguros de no padecer de esta enfermedad.

Los síntomas de la alergia al maní suelen ser urticaria, irritación excesiva, dolor estomacal, diarrea, vomito, angiodema, hinchazón facial, estornudos, rinitis, dolores abdominales, dificultad respiratoria, y en el peor de los casos, un descenso de la presión arterial que puede provocar un infarto.

  • Mantener lejos de niños menores a 3 años.

El consumo del maní a muy temprana edad como para los niños menores a 3 años no es recomendable. Pueden que presenten ardor estomacal, ardor en la garganta, e irritaciones en la boca.

  • Daño digestivo.

Consumir de forma excesiva el maní al transcurso del tiempo va afectando nuestro sistema digestivo, provocando gases o hinchazón en los efectos secundarios más comunes en las personas y diarrea, ya que este fruto seco contiene fitatos y taninos, que son elementos que dificultan la digestión.

  • Aumento de peso.

El alto contenido de calorías y grasas monosaturadas y poliinsaturadas que contienen el maní o cacahuate, puede llegarnos a afectar si consumimos este alimento de forma excesiva, causando así el aumento de peso.

  • Problemas hepáticos.

Debido a que el maní contiene altos niveles de grasa, el consumo excesivo nos puede llegar a afectar el hígado. Ya que el hígado es el órgano responsable de procesar las grasas que consumimos.

Por lo tanto, consumir de manera excesiva el maní puede dificultar la función del hígado en nuestro organismo.